Cómo crear y cuidar la identidad virtual

Estar en Internet en estos tiempos significa que existimos. Aunque suene fuerte esta aseveración, lo cierto es que en la actualidad es casi una obligación tener un sitio web de un negocio propio, un blog de opinión, un perfil de LinkedIn o estar en otras redes sociales, lo cual también es positivo para tus próximos proyectos, para una búsqueda de trabajo o lo que estimes conveniente.

Sin embargo, estar en “la nube” también conlleva ciertos riesgos. Tu imagen puede ser alabada o fuertemente cuestionada, dependiendo de lo que realices en tu vida cotidiana, de lo que compartes en tus redes sociales o lo que otros publican de ti. Pero lo peor de todo, es que toda la información publicada tiene pocas oportunidades de ser borrada, es decir, siempre estará a la vista de todos.

Para evitar malos ratos por culpa de publicaciones indeseadas, te dejamos aquí algunos consejos para sobrevivir a la sobreinformación que proporciona Internet:

Cuida tus redes sociales

Facebook e Instagram son las favoritas de quienes usualmente comentan o publican fotos personales, pero como todo en la vida, siempre tiene sus consecuencias. Es por eso que la cautela y pensar antes de publicar es la mejor opción a la hora de emitir cualquier opinión o una foto comprometedora, más aún cuando hay menores de edad de por medio. Lo mismo ocurre con Twitter, la red social que es una especie de arma de doble filo para sus usuarios.

Revisa tu privacidad

Las redes sociales son una ventana abierta a tu identidad. Además de ser el responsable de todo lo que publicas y comprates, también tienes el derecho de elegir a los usuarios que deseas que vean tus contenidos. Si no quieres que tus redes sociales sean vistas en “público”, sólo debes dirigirte a la configuración y modificar “privacidad”. Así de simple.

No intentes con el Wifi gratuito.

El servicio de WiFi es cada vez más frecuente en ciertas plazas públicas, centros comerciales, centros de estudios, entre otros lugares, pero esto no garantiza seguridad dado que estás expuesto a robo de información que podría perjudicarte. Es por esto que no debes realizar transferencias electrónicas en sitios públicos o enviar datos muy personales cuando estés en lugares con WiFi gratuito.

Mantente informado

A cualquier persona le puede ocurrir una situación inesperada en Internet. Si es así, no dudes en recurrir a la organización especializada en delitos de este tipo. En Chile, por ejemplo, puedes ir a dejar la denuncia a la Brigada Investigadora del Cibercrimen de la PDI. Otra opción es denunciar directamente a Google  si consideras que una publicación o foto perjudica tu imagen.

Compartir:

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.