Nuevas alertas en ciberseguridad guían a poner la mirada en aseguradoras

Ciberseguridad

Hace algunas semanas la necesidad se hizo latente con el hackeo a las plataformas de Banco de Chile. El incidente del pasado 24 de mayo fue de gran alerta para la institución financiera y sus usuarios. Aquí, los sistemas fueron vulnerados y aún continúan las investigaciones sobre qué fue lo que sucedió. Banco de Chile sufrió la extracción ilegal de US$10 millones, y las entidades internacionales que revisan al caso apuntan en diferentes direcciones.

Este hackeo afectó la calidad del servicio del banco en algunas sucursales, la banca telefónica, y además implicó un robo no menor. El Chile resultó ser el primer banco chileno que ha sido víctima de un ciberataque de esta magnitud.

Todo lo sucedido, llama a reflexionar sobre mayor profundidad sobre cómo se aborda esto a nivel público y privado, siendo que hoy estamos constantemente apegados y dependientes de dispositivos tecnológicos y aplicaciones móviles.

En este caso, la ciberseguridad fue afectada por un virus que afectó los sistemas. ¿Cómo manejamos esto a nivel cotidiano? Puede que este tipo de sucesos nos haya parecidos lejano antes de lo que ocurrió con el Banco de Chile. Aún en ocasiones vemos los ataques o accidentes cibernéticos como sacados de una película de ciencia ficción, pero la verdad es que hoy suceden diariamente en diferentes partes del mundo. Y cuando hablamos de estar protegidos y proteger a nuestras familias y sociedad, este aspecto también es importante a considerar.

Hoy por hoy la oferta en aseguradoras también deben apuntar a brindar cobertura en este aspecto. Consultamos a un experto del mercado, Juan José Santa Cruz de EstoySeguro.cl y comentó al respecto:  “Usualmente, los seguros asociados ─por ejemplo- a nuestras cuentas bancarias, son por parte de las mismas entidades financieras. Encontrar un seguro que pueda proteger en especial tus tarjetas y finanzas en caso de ciberataque es esencial, y para muchos puede ser una idea nueva, pero mientras con mayor protección se cuente, menor el riesgo”.

Lo sucedido a finales de mayo pasado no afectó las operaciones móviles ni web del Banco de Chile en cuestión, pues estas siguieron funcionando con normalidad. Sí afectó a las operaciones internas, las que continuaron teniendo problemas internos muy graves y esto se refleja por ejemplo en cajeros.

En esa ocasión se infectaron equipos que distribuyen las políticas de seguridad de los equipos del banco, lo que no estaba actualizado en sus propias medidas de seguridad, generándose un pequeño desperfecto que terminó por esparcir el virus que desató la crisis en cuestión.

Al tener esto en cuenta, se hace presente que los ciberataques son tan impredecibles como cualquier otro tipo de accidente, y que antes ellos hay que estar lo más protegido posibles. Hay situaciones que, aún con los sistemas actualizados y las medidas de protección correspondientes, pueden estar expuestos a factores contaminantes que terminen por extraer datos informativos o monetarios.

Es importante contar con seguros y pólizas que permitan resguardar este capital, en especial ─como es el caso de un banco─ aquello que no se puede recuperar, ni confiar a un disco duro. La solución, aún con una caja fuerte para tu dinero e inversiones, implica, por ejemplo, seguros adecuados a tus necesidades y bienes, para poder sortear cualquier imprevisto.

Finalmente lo más difícil no es prevenir accidentes o violaciones a la ciberseguridad, pues estas inevitablemente ocurrirán. Sino estar preparados para lo que viene después de ello y apalear las consecuencias lo más posible. Es importante asesorarse y estar seguro.

Compartir:

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.