La publicidad programática y el marketing

Con los avances tecnológicos que se han generado desde el inicio del siglo, también se han visto cambios en la publicidad y en los anuncios publicitarios en general, usándose así nuevas herramientas y plataformas digitales.

Ahora existen muchas estrategias de marketing digital que ayudan a las empresas a impactar a los consumidores y atraer nuevos clientes potenciales. Vemos muchas de estas a diario, pero no tenemos ni idea de cómo se llaman.

Tal es el caso de la publicidad programática, una estrategia que se ha vuelto muy común y muchas empresas la utilizan para llegar a miles de personas de manera segura y así lograr potenciar su marca.

La publicidad programática es un tipo de publicidad online en el que la anunciante compra audiencias en lugar de espacios como lo hace la publicidad tradicional, para segmentar dicha audiencia y llegar al público adecuado se hace uso del Big Data (el almacenamiento de grandes cantidades de datos).

Este proceso es semi-automático y permite conectar a una marca con el consumidor ideal, en el momento y lugar preciso para enseñarle productos y/o servicios que puedan ser de su interés o necesidad.

La segmentación del público se hace a partir de datos muy básicos más enfocados a los perfiles de los consumidores como, por ejemplo: un joven de 18 años, que vive en Santiago de Chile, interesado en nuevas tecnologías y con consolas de video juegos; alguien ideal para encontrarse una publicidad de algún juego o accesorios de gamer.

Los datos que utiliza son puntuales: sexo, edad, intereses, localización, tendencias y hobby. Información que se puede encontrar fácilmente en el perfil de una persona en sus redes sociales.

Todo el proceso de este modelo de publicidad está basado en algoritmos realizados por las plataformas digitales, que establecen coincidencias entre los espacios disponibles en distintos medios de comunicación online, todo esto con los datos ingresados de acuerdo al tipo de perfil que se está buscando.

Si alguna vez navegabas por tus redes sociales (bien sea Instagram, Twitter o Facebook) y repentinamente viste un anuncio que llamo tu atención, pero no correspondía a ninguno de los usuarios que tienes agregados o sigues por la plataforma, eso era publicidad programática.

En la actualidad esta forma de hacer publicidad ha cobrado mucha fama y es básicamente la más utilizada por las diferentes empresas, probablemente porque su estrategia ofrece muchas más posibilidades de hacer llegar tu marca a alguien que si se va a interesar o va a necesitar el producto y/o servicio.

Pero ¿Qué pasa con RTB (Real Time Bidding) programático?

La compra programática es distinta al PPC (pago por clic), el proceso de RTB se establece primero con la disponibilidad de espacios publicitarios que existan y así los anunciantes y/o marcas pueden pujar por ellos.

La parte RTB entra realmente en juego cuando el anunciante establece ciertos parámetros como son los precios o los perfiles de segmentos de la audiencia a quien quiere dirigir su mensaje.

Cuando una página se está cargando y tiene espacios publicitarios disponibles, toda la información que se ha recopilado de los usuarios y el contexto de al web influyen al momento de colocar el anuncio en la página. El espacio se le subasta al mejor postor para que el anuncio aparezca en el lugar, todo en milésimas de segundo sin prejuicio para el usuario ni la carga de la página.

Por lo rápido que se ha estado moviendo la publicidad programática en los medios de comunicación, parece tener un futuro positivo en el marketing digital. A pesar de que sigue siendo acertado utilizar la publicidad gráfica, todos señala que la publicidad programática ofrece beneficios importantes a las marcas y editores y que por ende, su proyección es imparable.

Compartir:

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.