La era de “Googlear”: El desafío de la usabilidad

El mundo del Internet y Google nos facilitó la vida. Siempre que reviso algo o busco información precisa sobre algún tema o algo que se requiere, me pregunto ¿Qué fue de nuestras vidas sin el verbo “googlear”?

Para buscar cierta información, lo usual era recorrer inmensas bibliotecas de libros empolvados o consultar a un súper experto que tampoco dominaba el tema consultado. Si bien muchos podrán extrañar esos años de mayor comunicación interpersonal y socialización, hay otras personas que valoran el tiempo ahorrado, más aún cuando se trata de algo urgente.

Lo mismo ocurre en otros ámbitos de la vida. Por ejemplo, el mundo inmobiliario. Lo común para adquirir una casa propia o arrendar un departamento era recorrrer toda la ciudad, ir a la comunas que ofrecían buenos proyectos, después seleccionar y buscar las casas o departamentos que más se ajustaban al presupuesto y, recién ahí, se lograba decidir. Pero esto no era el fin de un proceso.

Como no es un tema muy conocido y hay mucha información que se debe conocer, había que preguntar a los familiares más experimentados si tal oferta era la más conveniente – dentro de las opciones que arrojaba la búsqueda personal in situ- realizar los trámites legales, consultar a alguien todo lo que había que hacer, ir a todos los bancos por un crédito hipotecario, hacer nuevamente una selección… ¡Uf! Quizás sea está la razón del por qué se le denominó “el gran sueño de la casa propia” ya que era todo una odisea adquirir una propiedad en los años ’80 y ’90.

Pero el mundo cambió gracias Internet y nuestra vida se solucionó en un click. Toda la información está en nuestras manos, la industria se adaptó a estos cambios y ahora la información y el dato preciso se puede encontrar en sitios especializados de cada área.

Un ejemplo de esto es TOCTOC.com, una plataforma de búsqueda de propiedades de todo Chile que no sólo entrega el gran plus de publicar diveros proyectos de departamentos y casas de más de 100 empresas inmobiliarias, sino también están todos los detalles que cualquier persona quiere conocer de su próxima morada: si está ubicado cerca de plazas, servicios básicos, colegios, universidades, calles colindantes, información de contacto, plusvalía de la comuna, planos del lugar, entre otros aspectos que nos ahorran largas horas de interminables caminatas. Tal como se hacía en la “antigüedad”.

Sin embargo, el gran desafío de estas plataformas es identificar lo que realmente se busca en Internet y adaptar su información a las necesidades de cada cibernauta, y esto abarca todo un trabajo interdisciplinario que abarca desde el diseño de la estrategia comunicacional, el diseño, web, la programción informática, el plan de marketing, el posicionamiento SEO – una preocupación de las empresas hoy- y la publicidad.

Ya no se trata de desplegar datos y “bombardear” al usuario de información que puede ser poco útil para los fines que se busca. Hay que ponerse en el lugar de cada posible cliente, identificar lo que realmente requiere una persona que busca una casa o departamento para vivir y, desde ahí, se podrá desplegar una estrategia efectiva.

El usuario es cada vez más exigente y desecha al instante cualquier sitio que carece de usabilidad. La búsqueda en la calle ahora está en el ciberespacio, pero los profesionales de las comunicaciones, la informática y el marketing deben estar suficientemente preparados para pavimentar esta búsqueda que ahora está en la palma de la mano de todo el mundo.

Compartir:

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.